El tratamiento que realizamos sigue siempre una metodología de trabajo que se establece teniendo en cuenta los estudios previos a la intervención. Usamos técnicas que cuentan actualmente con una eficacia probada en el campo de la conservación y  restauración. De igual forma, todos los productos y materiales empleados son reversibles e inocuos para la integridad de las obras.