Catastro del  Marqués de la Ensenada. Villa de Macael.  Eclesiastico y Secular. (1758) ; [54], 49, [41], 484, [4] h.

El documento presentaba cubierta rígida en piel con tapas de papelón muy deteriorada. Se apreciaba suciedad generalizada, rozaduras, grietas y deshidratación, así como faltas de soporte en las esquinas y sobre todo en el lomo, del que se había perdido una parte.

Antes
Después

Primero se realizó una limpieza mecánica de la piel para eliminar manchas puntuales y suciedad incrustada y luego se hidrató y consolidó. Las faltas de soporte del lomo, esquinas y bordes se reintegraron con piel de color y textura similar a la original y se colocaron unas tapas nuevas de material neutro. En cuanto al cierre, dado que solo quedaban restos, se realizó uno nuevo del mismo estilo que los originales.

El cuerpo estaba formado por agrupaciones de folios de papel manuscrito bastante sucios, en los que se apreciaban pliegues, arrugas y rasgaduras, además de roturas y faltas de soporte. Así mismo, numerosas páginas se encontraban perforadas a causa de la oxidación de las tintas ferrogálicas. El cosido, con dos cadenetas en hilo de algodón y tres nervios realizados en cordón de lino, se encontraba muy deteriorado, apreciándose rotura de ambos, por lo que el cuerpo aparecía separado en varios bloques.

Antes
Después

 

 

 

 

 

En primer lugar el soporte se limpió y alisó, se repararon las roturas producidas por la corrosión de tintas y se reintegraron las faltas. Luego se repararon las cadenetas y los nervios se consolidaron. Tras ello, se reforzó el lomo y se procedió a la unión del cuerpo y la cubierta.