Libro de Apeos de la Zubia. Copia de 1765 del original de 1571 

En primer lugar se realizó un estudio de la cubierta y visto su deterioro en cuanto a suciedad, roturas, falta de soporte, rozaduras y el añadido de elementos exógenos (grapas, cinta adhesiva, etc.), se optó por su sustitución por otra de nueva factura que se realizó con materiales y técnicas similares a la original. La cartela situada en el lomo de la cubierta original, se separó de la piel y se reintegró tanto el soporte, como cromáticamente, colocándose en la nueva cubierta.

Antes
Después
Después

 

 

 

 

 

 

El cuerpo, con un total de 1202 hojas, se sometió a una limpieza mecánica y las primeras y últimas hojas, que se presentaban esquinas y bordes muy deteriorados, se alisaron, consolidaron  y se reintegraron las faltas. El lomo presentaba una importante deformación debido al gran volumen de la obra, que se corrigió y los nervios que se encontraban rotos se reforzaron. Finalmente se volvieron a coser algunas hojas que se encontraban sueltas y se procedió al montaje de la obra.